Barroco


Los zapatos llegaron a ser más anchos, particularmente durante los años de guerra. Los zapatos militares, por supuesto, fueron totalmente cerrados.

Zapato con Brocado Beige
Durante el reinado de Elizabeth, las lengüetas laterales del zapato se unían en el centro del empeine alto, usándose para tal fin cintas simples, rosetas muy elaboradas, moños, perlas o joyas.

El calzado femenino se diferenció marcadamente del masculino y las botas se asociaron al uniforme militar. 

En el siglo XVII, el llamado Oxford, un zapato bajo de piel de becerro, atado sobre el empeine a través de tres o más ojales, fue la creación de los zapateros de aquella ciudad universitaria inglesa.  

Bota de cabritilla S. XVII


Las botas, para hombres y también para mujeres, eran de colores más oscuros, generalmente marrones o grises, aunque los rosetones decorativos agregaban el color adicional. 

El cuero era el material del favorito, muchos zapatos fueron hechos del lado de la carne con piel de antílope y también se usó cuero encerado para las botas. 




Las Chinelas que eran para la intimidad, fueron preferentemente de seda. 
 
Chinelas
Durante el reinado de Luis XIV, y como prenda del ejército, se usaron botas hasta arriba de las rodillas

Zapato Luis XIV
Luis XIV (1638-1715), el rey Sol, tenía una muy menuda estatura, quiso elevarla con tacos altos y para eso se hizo hacer zapatos exquisitos y únicos elaborados siempre por su zapatero personal, el francés Nicholas Lestage. 
Le encargó zapatos refinados, aunque adornados con vistosos lazos, brocados y piedras preciosas; suelas de color rojo; tacones con una pequeña curvatura y bordados de plata que representaran con escenas de batallas.

La nobleza completa encargó a sus zapateros aumentar la altura de sus tacos, esta suerte de homenaje obligó al rey a incrementar la de los suyos, prohibiendo el uso de sus exclusivos modelos al resto de la corte y amenazando con aplicar la pena de muerte a quien osara copiarle. 


Bota Embudo
Despues de un tiempo los varones decidieron regresar a su estatura verdadera, las mujeres de la corte continuaron usando tacón, naciendo la diferencia que se mantiene hasta hoy en la mayoría de los zapatos de hombre y mujer.   

En el siglo XVII aparecen la botas tipo embudo, que se ajustaban en el pie y se ensanchabanen las piernas, e iban adornadas con encajes y espuelas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada