Egipto




Las sandalias egipcias llevaban suela de madera, cuero, papiro, junco u hojas de palmera trenzada a veces tapizada de tela.

Los sacerdotes debían usar exclusivamente sandalias hechas con fibras de papiro.
Los faraones usaban suntuosas sandalias con la punta elevada hacia el empeine, en la suela llevaban la representación artística de los enemigos vencidos.

Fundamentalmente el fin del uso del calzado era bifronte:
Por una parte su utilización práctica para protección o embellecimiento del pie y, por otra, su uso votivo y funerario. Así tenemos medidas y materiales en su construcción que imposibilitan su uso práctico y sugieren el religioso y funerario. Así, también, se han encontrado modelos realizados en oro, marfil, madera, etc. Concretamente entre este tipo de calzado funerario disponemos de las sandalias de los faraones Psusenes I (1036/989 A.c.) y de Sheshonq II 890 A.c. Y, por su parte, se puede decir que en la tumba de la reina Nefertari, esposa principal de Ramsés II, se encontraron unas bellas sandalias de papiro.

Todo el calzado egipcio era chato, excepto el de los carniceros, que deseaban elevar sus pies del piso donde corría la sangre de los animales faenados.

Papiros antiguos sobre medicina (Universidad de Leipzig, Universidad de California) demuestran que los egipcios padecían dolencias que afectaban sus pies y que practicaban tratamientos para curarlas.

De esta forma los antiguos egipcios conocieron y usaron diversos tipos de calzado, fundamentalmente y debido a su climatología y orografía, calzados ligeros, como las sandalias.



 Asi como calzado hecho de fibras de palma, de junco: de cuero, de plata y oro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada