Roma

El material mayoritariamente utilizado en la confección del calzado era el cuero. Era normal que todo tipo de zapatos, botas y sandalias estuvieran hechas de este material dado su resistencia y practicidad. Como en todas las prendas había diseños dirigidos a lo utilitario y diseños dirigidos a la elegancia y la clase social. No era raro ver mujeres de la nobleza vestidas con sandalias las cuales estaban decoradas con finas perlas y ornamentos de oro.

Se pueden encontrar tres tipos principales de calzado de los cuales se desprenden varios subtipos.

·     Las botas eran un calzado casi exclusivo de los climas fríos, dada la protección que estas ofrecen.

·     Las botas senatoriales romanas que subían hasta la pantorrilla e iban adornados con una media luna.

·     Calceus/calcei: Sus orígenes se encuentran en el calzado etrusco. La diferencia es que el calcei, si bien había versiones de punta curvada, en su mayoría su punta era en forma de U. cubrían todo el pie y eran ajustables por correas y cordones. Este era el zapato por excelencia de los romanos, cubría todo el pie encerrándolo en una cobertura de cuero unida a una gruesa suela. Como se usaban primordialmente en terrenos al aíre libre algunas suelas tenían clavos unidos a ella para mejorar la tracción y así facilitar el camino por terrenos resbaladizos. 

Calcei
   Calcei senatorii: Eran de color rojo muy oscuro, esto ayudaba a distinguir a los senadores de los demás nobles. Su forma era una especie de botas muy corta, por el tobillo, acordonadas. Cubría todo el pie y se acordonaba por el centro. Si estos poseían una lunula indicaban que el que la usaba era un político importante. 




   
    
     Los cordones se conocían como vinculus. Se utilizaba una para ajustar el calzado al pie corriagiae -pequeñas cuerdas que servían para ajustar mejor el zapato.

·    Calcei patricii: Eran en forma idénticos a los calcei senatori. La diferencia es que estos eran de un color amarronado.

·       Calcei muliebres: Versión femenina del calcei  su cuero era más suave y liviano

·  Calceolii: Botas cortas utilizadas por las mujeres. Su uso generalmente se daba cuando la mujer se dirigía a algún territorio silvestre o embarrado.

·   Calcei repandi: De las primeras versiones de calcei tomadas de los etruscos. Su punta era prolongada y curva.

Caligae
·    Caligae Caligae: es un calzado muy sólido y cerrado era el propio del soldado romano, sandalias muy resistentes y claveteadas hasta la mitad de la pantorrilla, o las rodillas y que se ataban con lazos en la parte delantera para destacar lo más posible la forma de la pierna.


    Acordonados por vinculus cordones estos podían ser también sujetados con correas, para otorgar mayor utilidad se agarraba al tobillo apretándose para evitar deslizamientos. Su diseño era parecido a un híbrido de zapato y sandalia. Cubría todo el pie y se extendía hasta el tobillo pero había varías aberturas, de hecho la mayoría de estos estaban diseñados en tiras. 
    
     Las suelas para otorgar mejor tracción ofrecían diseños de patrones con clavos que se ajustaban al terreno en que se usaran.

·      Caligae Speculatores: Estas sandalias eran especiales de los Speculatori Augusti. La sección elite de la, ya de por si elite Guardia Pretoriana que tenía bajo su directa responsabilidad la seguridad del Emperador.

·   Caligae muliebres: Era la Versión utilizada por la mujer, mejor adaptada al pie femenino.

·    Campagi Campagus: Eran los zapatos de las legiones. Su flexibilidad, comodidad y resistencia los hacían un gran aliado al arsenal romano. La Versión imperial, que utilizaba el emperador cuando se encontraba en frente de batalla, estaba adornada con finos hilos de oro y ornamenta.

·         Baxae: Sandalia hecha con fibras vegetales

·      Crepida: Sandalia acordonada que cubría gran parte del pie. Utilizada en gran medida por la clase trabajadora.

Crepida Romana S.II d.c
·     Carbatina: Zapatos de pieza simple. Estaban construidos con un único pedazo de cuero y los detalles eran agregados arriba de este. Eran acordonados.

·      Solaeae/solea: Las sandalias por excelencia de los romanos, consistían de una suela a la que se unían tiras de cuero que al juntarse en el centro abrazaban al pie formando un confortable calzado.  Su uso, en la clase alta, se limitaba al interior de la casa y estaba mal visto que alguien salga a la calle con estas. 


·   Sclponeae: Utilizados por pobres y esclavos. Era de madera similar a un zueco.

·     Socus eran las pantunflas.


·    Calcedoli eran las sandalias utilizadas para el hogar.



Se conocieron diferentes especies de calzado a saber: el calceus, el muleus, el phaecasium, para calzado entero hecho de un cuero llamado aluta; la solea, la crépida, la baxea, el sandalium.

También existió una especie de zuecos que eran comúnmente utilizados por la clase trabajadora. Es notable que la utilización de cierto tipo de calzado estuviera establecida socialmente, es decir, que cada calzado tenía su lugar al ser utilizado. 

Por ejemplo las sandalias eran el calzado propiamente de trabajo. Trabajadores y soldados las usaban cotidianamente para realizar sus tareas.

En la nobleza este calzado era más que nada el calzado para uso en la privacidad del hogar y no era normal ver a alguien con sandalias por las calles.

Cuando los patricios, y ciudadanos de un nivel económico más elevado que la media en general, salían a las calles solían vestir zapatos de cuero. Si éstos iban de visita a lo de un amigo o anfitrión importante solían llevar un esclavo que cargara sus sandalias por ellos, al llegar a destino reemplazaban su calzado por las sandalias nuevamente. 

Aún hoy no está claro si los romanos utilizaban o no calcetines. Si se sabe que se solían utilizar tiras de cuero en los climas fríos para cubrir las articulaciones y los dedos del pie. Por otro lado los pobres utilizaban piezas de cuero sin curtir para proteger sus pies en los arduos trabajos que realizaban.

Tanto en estilo como en color, el calzado romano designaba claramente a la clase social. Las mujeres de alcurnia lucían zapatos más cerrados y de colores. 

Las de menor rango calzaban sandalias de cuero abiertas en sus colores naturales. 

La sandalia era el calzado que usaban los trabajadores y los soldados para realizar sus tareas.


Los zapatos eran confeccionados por el calceolarius zapatero. Dependiendo la habilidad de este artesano en su trabajo, y así como la calidad y terminación de la prenda se daba el costo, y como es regla a mejor calidad, mayor precio. 

Cada zapatero elegía sus materiales y tenía sus secretos de confección guardados como tesoros. Generalmente se utilizaba una forma (que era una pieza de madera con la forma del pie) en la cual se iba construyendo el calzado por sobre esta por partes que se unían. 

Una vez lograda la forma básica, se introducía en una pieza de hierro donde con un cincel y un martillo se iban retocando las partes duras y dando forma o clavando las uniones. Era un oficio bien visto en la comunidad y podía otorgarle un buen pasar al que lo ejerciera con habilidad.

Las partes del zapato eran las siguientes:

  • Vincul eran el equivalente a los cordones
  • Corriagiae eran cuerdas utilizadas para sostener el calzado al pie
  • Lingula que era el equivalente a nuestras lengüetas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada